.
11/09/2017

4 factores clave para medir la Agilidad en una organización

Organizaciones de todo ámbito están en la actualidad inmersas en procesos de transformación para ser más Ágiles. Muchas han alcanzado un  aparente grado de Agilidad; llevan a  cabo reuniones diarias de pie, o utilizan las paredes como tableros y están llenas de post-its. Pero ¿cuántas son, o mejor dicho, cuantas están realmente en el camino de la Agilidad? En este post consideraremos brevemente 4 factores clave para medir el grado de Agilidad de una organización.

Gestión Agile

Un Dueño del Producto empoderado

Para un correcto funcionamiento, un  equipo Ágil requiere de un propietario de producto que tomae decisiones sobre el alcance, los plazos y el presupuesto sin tener que consultar constantemente a un directivo u órgano de gobierno. En organizaciones más complejas en las que sea necesario contar con más de un dueño del producto, debería optarse por escalar este rol y sus responsabilidades de manera adecuada.

La pregunta claves al respecto es: ¿Qué grado de autonomía y decisión tienen el rol de Dueño de Producto en la organización?

Equipos interfuncionales dedicados

Una organización Ágil necesita equipos de trabajo Ágiles, y estos necesitan empleados dedicados de las distintas áreas del negocio incluido: operaciones, administración, marketing, informática, etc. Cada equipo de trabajo Ágil grupo debe cumplir con dos reglas básicas que se refieren al concepto de “dedicados”:

1. Todos los miembros del equipo deben estar completamente comprometidos y dedicados en esfuerzo a los objetivos del equipo.

2. Los miembros del equipo deben hacer realmente el trabajo, no pueden delegar las tareas en otros.

Al respecto debemos averiguar cómo de interfuncionales y dedicados son los equipos de la organización.

Enfoque iterativo e incremental basado en el empirismo

En un entorno Ágil el trabajo se completa a través de iteraciones de longitud fija (time boxes). Al final de cada iteración se genera un incremento funcional, una parte de la solución final, sobre el que recibimos un feedback del cliente/usuario para proceder con la siguiente iteración.  El desarrollo evolutivo de la solución o producto en base al feedback del cliente es fundamental.

Incremento

Si la organización o el equipo no es capaza de trabajar de manera iterativa e incremental, entonces no están siendo Ágiles. Al respecto se debe observar si la solución o producto se entregan de manera iterativa, si hay un feedback del cliente a cada incremento y si dicho feedback se aplica.

Mejora continua

Lo Ágil es por definición no estático, y una organización Ágil, un equipo Ágil esta  constantemente identificando formas de mejora para ser más productivos. Es por eso que hay equipos que continúan aumentando su productividad, incluso cuatro o cinco años después de pasar por una transformación ágil inicial. Las retrospectivas y los Backlog de mejora son herramientas muy útiles al respecto.

En este aspecto puede observarse si la organización y lo equipos llevan a cabo retrospectivas de manera periódica, o cuentan con backlogs de mejora que indiquen el camino a seguir.

Y a ti, ¿que te parece? Estas de acuerdo con estos cuatro factores clave o incluirías algún otro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AUTOR:  Juan Luis Vila Grau

PRINCE2® practitioner, Scrum Master (PSMI), EXIN Agile Scrum Foundation, AgilePM® Foundation, Management_of_Risk (M_o_R®) Foundation. and an enthusiastic of Agile management. Especialistas en técnicas participativas para la gestión de proyectos, y en el Enfoque del Marco Lógico (EML). Faclilitador certificado en el método LEGO® Serious Play®

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, considera que acepta su uso. Más información aquí.  CERRAR