.

Cómo llevar el Marketing Ágil a la práctica

Aplicar el Marketing desde un enfoque Ágil implica hacerlo desde una filosofía basada fundamentalmente en la experiencia del consumidor. La buena noticia es que posiblemente ya estés trabajando así, al menos en parte.

marketing-agil

El enfoque empírico del Marketing Ágil

El Marketing Ágil implica hacer marketing desde la experiencia del consumidor. Mediante el estudio de los datos que se recogen de las diversas respuestas de los usuarios a la diferentes acciones realizadas, se pueden detectar donde se está fallando y descubrir nuevas oportunidades.

Con la información recogida, se debe actuar rápidamente y modificar la estrategia para conseguir sacar el máximo beneficio de las acciones de marketing en función de lo que realmente están demandando los consumidores. De esta posible realizar multitud de pequeños experimentos para implementar a “gran escala” tan sólo aquello que funciona. Con este enfoque, se transforman los antiguos y rígidos planes de marketing en un sistema que se retroalimenta continuamente.

Cómo llevarlo a la práctica

Para comprender cómo llevar el Marketing Ágil a la práctica tan solo necesitamos pensar en cómo se implementa la Agilidad en su vertiente más tradicional de desarrollo de software.

Por ejemplo, en el caso de desarrollar una aplicación para un cliente, en primer lugar nos aseguraremos de desarrollar aquellas prestaciones/funcionalidades que resuelven el problema de nuestro. Posteriormente iremos añadiendo nuevas funcionalidades hasta redondear la experiencia. Es lo que se conoce como un desarrollo iterativo e incremental.

En el Marketing Ágil actuaríamos de igual manera. Piensa por un momento en la ejecución de una campaña de marketing digital; ¿cómo funciona?… Los resultados obtenidos en cada uno de los soportes van definiendo el mix a través del cual que optimizaremos los resultados a lo largo de toda la campaña.

el-sprint-iteracciones

Trabajando de manera iterativa (a través de iteraciones o sprints),  e incremental se alcanzan resultados mucho antes y de manera más fiable que empleando un enfoque tradicional. Al trabajar por iteraciones no estamos tolerando o permitiendo la mala calidad, o un producto “inacabado”: decidimos aquello que es verdaderamente esencial para el cliente (priorizamos), y trabajamos en base a un ciclo de aprendizaje y mejora continua que no termina nunca.

Marketing Ágil fuera del ámbito digital

No todo el marketing se limita al ámbito digital, pero también en ese entorno más tradicional podemos ser más Ágiles. Pensemos por ejemplo al Marketing directo y su filosofía de hacer pruebas a pequeña escala antes de lanzar a gran escala. El llamado AB testing que implica pruebas de opciones, es posible prácticamente sobre cualquier soporte. Estos “pequeños” experimentos nos permitirán conocer la respuesta inmediata de nuestros clientes y mejorar nuestro producto, campaña o proyecto.

Y tú, ¿ya practicas el Marketing Ágil?

Saludos,

JLVG

 

Post relacionados

¿Qué es el Marketing Ágil? El Marketing Ágil (Agile Marketing) es una  aproximación al marketing inspirada en el enfoque Agile empleado en el desarrollo de software. Igual que e...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AUTOR:  Juan Luis Vila Grau

PRINCE2® practitioner, Scrum Master (PSMI), EXIN Agile Scrum Foundation, AgilePM® Foundation, Management_of_Risk (M_o_R®) Foundation. and an enthusiastic of Agile management. Especialistas en técnicas participativas para la gestión de proyectos, y en el Enfoque del Marco Lógico (EML). Faclilitador certificado en el método LEGO® Serious Play®

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, considera que acepta su uso. Más información aquí.  CERRAR