.

Cómo priorizar el Backlog de Producto

¿Quieres empezar a sacar el máximo provecho de tu Backlog de Producto? ¿Sientes que tu Backlog de Producto se ha convertido en un “cajón desastre”? En este post te contaré 6 consejos para priorizar tu Backlog de Producto.

cómo priorizar el backlog de producto

Seguramente te ocurrirá como a la mayoría y no tendrás mucho tiempo para ordenar tu Backlog de producto. Puede que sientas que tu Backlog de Producto se ha convertido en una especia de cajón desastre dónde se acumulan ideas, historias de usuario, solicitudes de nuevas funcionalidades, errores, etc…  Al fin y acabo, van surgiendo en el día a día y hay que “guardarlos” en algún sitio.

Lo qué es, o debería ser el Backlog de Producto

Vayamos paso por paso, y pensemos en primer lugar “¿Por qué trabajar con un Backlog de Producto, y por qué debería estar priorizado?”

A priori un Backlog de Producto no es más que una lista ordenada de todas las tareas relacionadas con el producto (servicio o solución) que el equipo debería completar a continuación. Además, el Backlog de Producto señala todo aquello en lo qué el equipo puede, y debe enfocarse (dentro de un marco de tiempo definido). Sencillo, verdad… entonces ¿cuál es el problema?

Habitualmente el problema tiene que ver con todo lo que va más allá de lo que hemos definido como Backlog de Producto; es decir, por ejemplo, los elementos de segundo nivel del Backlog de Producto, ¿Qué hacemos con ellos?, ¿Dónde los colocamos?… Estos suelen convertirse rápidamente en un problema porque se acumulan y saturan el Backlog de Producto, dificultando su revisión y organización.

Esta es la razón por la cual es tan importante priorizar el Backlog de Producto: para evitar qué se convierta en una lista abierta en la que tiene cabida “todo”. Entendiendo como todo cualquier pensamiento aleatorio que alguien tenga sobre su producto. Para poder trabajar con un Backlog de Producto, y obtener el máximo de este, debe estar estructurado, organizado y priorizado. Solo de esta manera, el equipo podría enfocarse en aquello estratégicamente más importantes.

6 Consejos para priorizar el Backlog de Producto

  1. Organiza los elementos principales en tu backlog para representar tu próximo sprint.

Es fundamental organizar la parte superior del Backlog de Producto con los ítems que el equipo entregará en el próximo sprint.

¿Qué conseguiremos con esto? … Bueno, de esta manera evitaremos preopcuaprno por los retrasos, y estar contantemente preguntándonos: “¿Cuándo llegaremos a esto?” Y “¿Cuándo podemos empezar a abordar eso?”. Al usar esta estrategia, los elementos de la aprte superior del Backlog de Producto no son tan solo elementos de “máxima prioridad” sin fechas asociadas a. Son tareas incluidas (planificadas) en una línea del tiempo, con una fecha de fin concreta: el  próximo sprint.

Y ¿cómo hacerlo?, ¿cómo determinar qué elementos deben incluirse en el próximo sprint? Sigue leyendo, lo porque lo comentaremos a continuación.

Backlog de Producto & Historias de Usuario

  1. Prohibido incluir en el Backlog de Producto elementos con una prioridad por debajo de dos.

Se trata de una regla muy sencilla que nos permitirá decidir que va en el Backlog de Producto, y que va en otro Backlog o Lista a más largo plazo. El nivel de prioridad es en un elemento clave para qué actúa como un criterio de selección.

Imaginemos la siguiente situación: una sesión de brainstorming (lluvia de ideas) sobre una solución concluye con 20 ideas sobre nuevas funcionalidades viables a desarrollar en la pizarra. Evidentemente sería difícil, por no decir imposible, llevar a la práctica las 20 ideas a la vez. ¿Cómo lo hacemos?… Es necesario priorizar: seleccionaremos las dos o tres mejores ideas y continuaremos trabajando sobre ellas (las dividiremos en historias, tareas y planes en los que  comenzar a trabajar).

Y ¿qué ocurre con el resto de ideas de la pizarra? Por supuesto no vamos a colocarlas en el Backlog de Producto (y aún menos en el Road Map). El Backlog de Producto debe permanecer lo más limpio y realista posible: en la parte de arriba aparecerán aquellos elementos sobre los que trabajaremos el próximo sprints. Por debajo de estos, los elementos de prioridad dos o segundo nivel; aquello que produciremos los próximos meses. Eso es todo.

  1. Crea un Backlog independiente para todas las ideas y solicitudes de menor prioridad.

¿Sabes qué es lo mejor de crear un Backlog separado para los elementos de menor prioridad?… Que contribuye a que el Backlog de Producto contenga únicamente aquellos elementos de más valor, y estratégicamente más relevantes.

 Si colocamos los elementos de menor prioridad en el Backlog de Producto, estaremos contribuyendo a complicar y prolongar las revisiones del Backlog de Producto. Además, las probabilidades de que se pierda algo importante entre tantos elementos aumentará.

 Así pues, mi consejo es: crea otras listas para capturar las ideas relacionadas con la solución, pero que no sean inmediatas. Tal vez podrías establecer un Backlog para  “Ideas”, y otro de “Tareas a largo plazo”.

  1. Establece un sistema para estimar el valor relativo de cada uno de los elementos del Backlog de Producto

Los recursos con los que contamos (tiempo, presupuesto, recursos de desarrollo, etc.) son finitos, y es por ello necesario contar con un mecanismo para clasificar los elementos en función de su valor estratégico. No se trata de determinar el valor absoluto de cada elemento, sino el valor relativo de cada uno de los elementos respecto al resto.

Si bien es fundamental calificar el valor estratégico, también deberían considerarse los beneficios y costos de cada uno de los elementos del Backlog de Producto. ¿Qué métricas podríamos tomar en consideración?… Por ejemplo: el “Valor para el cliente”, el “Aumento de los Ingresos” y los “Costos de implementación”, o podríamos utilizar algún otro sistema.

Un Backlog de Producto organizado de esta manera nos permitirá conocer porque cada elemento está en lista. Es más, podremos fácilmente argumentar la importancia de cada elemento en función de su contribución a la consecución de los objetivos estratégicos.

Puntos de historia

  1. Determina un sistema para signar recursos a cada elemento

Al priorizar el Backlog de Producto también debemos considerar el esfuerzo necesario para concluir cada elemento. De esta manera será más fácil revisar y priorizar los elementos entre sí, y calcular los recursos necesarios.

Si quieres saber más al respecto te recomiendo que no dejes de leer este post sobre estimaciones Ágiles y puntos de historia.

  1. Reevalúa los elementos de nivel 1 y 2

Por último no debes olvidar que el Backlog de Producto es un elemento vivo; las prioridades cambian a menudo, y el Backlog debe moverse en consecuencia. Además, si sigues los consejos de este post tras el final del sprint prácticamente habrás completado la mitad del Backlog de Producto, y deberás rellenarlo. Esto quiere decir que deberás mover parte de los elementos de segundo nivel y reordenarlos.

Siguiendo estos consejos, cada elemento del Backlog de Producto estará donde este en base a una razón. Además, te resultará mucho más fácil revisar el Backlog de Producto a la luz de cualquier nueva información que exige que se vuelvan a priorizar las cosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AUTOR:  Juan Luis Vila Grau

SAFe® 4 Certified Agilist, PRINCE2® Practitioner, Scrum Product Owner (PSPO I), Scrum Master (PSMI), EXIN Agile Scrum Foundation, AgilePM® Foundation, Management_of_Risk (M_o_R®) Foundation. and an enthusiastic of Agile management. Especialistas en técnicas participativas para la gestión de proyectos, y en el Enfoque del Marco Lógico (EML). Faclilitador certificado en el método LEGO® Serious Play®

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, considera que acepta su uso. Más información aquí.  CERRAR