.

Enfoque Adaptativo o predictivo, ¿cuál elegir?

 

Introducción

 

La habitual discusión sobre qué es mejor, un enfoque Waterfall o en cascada o un enfoque Ágil, tienes escaso o poco valor, más allá de invitarnos a reflexionar y conocer las diferencias entre ambos enfoques, para analizar de manera crítica cuál aplica mejor a la gestión de nuestro proyecto.

Como profesionales del Project Management debemos ser conscientes de que el uso de una variedad de estrategias de gestión de proyectos contribuirá a mejorar la gestión del mismo. Lo que en ningún caso significa que contribuirá al éxito del proyecto, sino a mantener al proyecto bajo control y por lo tanto a tomar las decisiones correctas en el momento adecuado.

Los proyectos que por definición son únicos, implican diferentes desafíos de gestión, y cualquier profesional de la gestión de proyectos debería evitar emplear una mentalidad de tipo «one size fits all«; la estrategia de gestión debería adoptarse en función de la naturaleza del proyecto, con el propósito de maximizar la calidad y la productividad.

 

Principales enfoques de Gestión de Proyectos.

 

Enfoque waterfall

Durante años, la mentalidad predictiva ha prevalecido en la gestión de proyectos a través del enfoque waterfall o en cascada. 

El enfoque predictivo o en cascada está caracterizado por ser de naturaleza secuencial, comprende una serie de fases que se ejecutan en un orden específico, y su principal beneficio es que permite un mayor control en cada fase, aunque resulta muy inflexible si el alcance de un proyecto cambia después de que ya está en marcha. 

Entre las fortalezas de un enfoque en cascada destacan una etapa de planificación detallada que podría tener como principal beneficio aumentar las posibilidades de recoger “todos” los requisitos del proyecto por adelantado, contribuyendo a reducir la pérdida de cualquier información y de los requisitos clave en las etapas iniciales.

enfoque waterfall

Proceso Predictivo. Fuente: Managementplaza.es (1)

A este grupo ha pertenecido tradicionalmente los métodos y conjuntos de prácticas de gestión de proyectos más conocidos, como el PMBOK del PMI, el método PRINCE2 de AXELOS o la norma IS0 21500.

Enfoque ágil

La gestión de proyectos desde una mentalidad adaptativa aborda la gestión de proyectos de manera significativamente diferente, y se concreta en un enfoque adaptativo a través de métodos Ágiles. 

Está especialmente indicada para proyectos que requieren flexibilidad y velocidad, y para lograrlo trabaja en base a ciclos de entrega cortos, también conocidos como iteraciones. Un enfoque adaptativo puede ser el más adecuado para proyectos que requieren menos control y más comunicación en tiempo real en un contexto de equipos auto-gestionados. 

La Agilidad se estructura en base procesos repetibles (iteraciones) que: reducen el riesgo, permiten una retroalimentación inmediata, proporciona una respuesta rápida y contribuyen a reducir la complejidad.

 

enfoque ágil

Proceso Adaptativo. Fuente: Managementplaza.es (2) 

Habitualmente este tipo de enfoque se emplea en el desarrollo de software en gran parte porque hace que sea más fácil identificar los problemas rápidamente y hacer modificaciones al principio del proceso de desarrollo, en lugar de tener que esperar hasta que la entrega llegue al cliente en forma de versión final o producto acabado. Actualmente está fuera de toda duda que la Agilidad ja trascendido el ámbito del desarrollo de software, y cada vez es mayor el número de equipos y organizaciones que optan por incluir este enfoque de gestión.

Scrum es la forma más conocida de llevar a la Agilidad a la práctica, aunque dado que se trata de un marco de trabajo muy ligero, es casi que necesario completarlo con otras técnicas. Dentro de este grupo aparecen otras técnicas y métodos como: kanban, Scrumban, lean start up etc.

metodologías ágiles utilizadas

¿Es mejor un enfoque predictivo o adaptativo?

No existe “la manera perfecta” de gestionar un proyecto, y son varios los factores que pueden determinar el enfoque de gestión. Personalmente me gusta considerar si el proyecto resulta un “territorio conocido”, o si por el contrario se trata de un “territorio incierto y desconocido”. 

En definitiva, se trata de elegir la mejor manera de gestionar el proyecto en función de las necesidades y atendiendo al contexto del mismo. 

modelo Cynefin - Dave Snowden

Modelo Cynefin, Dave Snowden. Fuente: Managementplaza.es (2)

Cuándo emplear un enfoque predictivo

El enfoque predictivo es útil cuando se tienen certezas sobre el proyecto y se conocen las variables y los resultados del mismo. Este enfoque implica básicamente una única fase conceptualización al inicio, seguida por un largo período de producción o desarrollo, que termina en la entrega del objeto resultante del proyecto (producto o servicio).

Las fases de un enfoque en cascada incluye:

  • Conceptualización del proyecto 
  • Diseño del proyecto
  • Ejecución del proyecto
  • Evaluación de proyecto
  • Entrega del resultado del proyecto

¿Cuándo resultaría una opción adecuada?

  • El proyecto es familiar para el equipo.
  • Es poco probable que el alcance y los parámetros del proyecto cambien
  • Existe una detallada documentación sobre el proceso de ejecución del proyecto
  • En el contexto del proyecto es preferible la previsibilidad al cambio.
  • No hay experiencia en otras metodologías de proyecto.

 

Cuándo emplear un enfoque adaptativo

Las metodologías Ágiles enfatizan la importancia de la retroalimentación incremental en el proceso de desarrollo del proyecto

Los proyectos se completan en iteraciones en base a una serie de entregas incrementales en lugar de un solo producto final. 

Como resultado, el alcance del proyecto se modifica fácilmente de acuerdo con las necesidades cambiantes de la organización. La Agilidad como enfoque de gestión suele ser bien recibida por los involucrados en el proyecto, ya que la mayoría siente que tales técnicas conducen a una mejor calidad y productividad, y aumentan el compromiso del equipo.

Aunque los pasos en un enfoque Ágil pueden variar según el método empleado, generalmente incluyen:

  • La ideación y conceptualización del proyecto.
  • Producción de un subconjunto de componentes funcionales del proyecto.
  • Entrega del subconjunto de componentes para la retroalimentación.
  • Implementación de retroalimentación en el diseño del proyecto.
  • Producción de otro subconjunto de componentes bajo los parámetros redefinidos.

¿Cuándo resultaría una opción adecuada?

  • El objeto del proyecto puede entregarse de manera iterativa e incremental
  • Los parámetros del proyecto son evolutivos o indeterminados.
  • La organización se adapta fácilmente al cambio.
  • El contexto del proyecto es una industria que está cambiando rápidamente.

 

Trabajar en base a un enfoque híbrido

 

Si bien encontraremos muchas ocasiones en las que las que la organización o los equipos de trabajo pueden favorecer uno de los dos enfoques, los beneficios de ambos pueden combinarse para crear un enfoque de gestión de proyectos híbrido, en la que la fase de planificación y requisitos se lleve a cabo bajo un enfoque en cascada y el diseño, desarrollo, implementación, y evaluación de las fases siguiendo un enfoque Ágil.

Recientemente los métodos y estándares más tradicionales han desarrollado una versión Ágil: PRINCE2 Agile o la nueva guía del PMI Agile Practice Guide, que completa la última versión del PMBOK. Ambos casos están más próximos a un enfoque híbrido, que uno 100% Agile, aunque también en ambos casos es indicativo de la importancia creciente de la Agilidad, que cómo ya hemos comentado anteriormente se ha consolidado más allá del ámbito del desarrollo de software.

Cuándo emplear un enfoque híbrido

Mientras que el sector de la construcción y las ingenierías más tradicionales se prefiere el enfoque predictivo o en cascada, en el ámbito de la tecnología y las telecomunicaciones es habitual utilizar un enfoque de gestión Ágil. El enfoque híbrido, se utiliza principalmente para el desarrollo de productos electrónicos o digitales de consumo masivo.

 

Conclusiones

 

  • Cada enfoque de gestión tiene sus puntos buenos y malos, hay que conocerlas y valorarlas bien para poder elegir en cada caso la más apropiada, incluso elaborar un modelo híbrido.
  • De manera general, los métodos de gestión predictivos son buenos en la planificación, mientras que los métodos adaptativos, son mejores para la ejecución y la gestión del equipo. En algunos casos pueden llegar a complementarse perfectamente.
  • Independientemente de cual sea el modelo, para su puesta en marcha es fundamental contar con el apoyo de la dirección, y asumir que en uno u otro caso encontraremos un porcentaje de resistencia en el momento de su puesta en práctica.

tradicional o agile

Referencias bibliográficas

(1) ManagementPlaza.es <https://managementplaza.es/blog/entonces-que-es-agile/ >

(2) ManagementPlaza.es < https://managementplaza.es/blog/decidir-actuar-modelo-cynefin/>

(3) VersionOne <https://www.stateofagile.com/ >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AUTOR:  Juan Luis Vila Grau

SAFe® 4 Certified Agilist, PRINCE2® Practitioner, Scrum Product Owner (PSPO I), Scrum Master (PSMI), EXIN Agile Scrum Foundation, AgilePM® Foundation, Management_of_Risk (M_o_R®) Foundation. and an enthusiastic of Agile management. Especialistas en técnicas participativas para la gestión de proyectos, y en el Enfoque del Marco Lógico (EML). Faclilitador certificado en el método LEGO® Serious Play®

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, considera que acepta su uso. Más información aquí.  CERRAR