.

¿Funcionara scrum en mi caso?

¿¿Funcionara scrum en mi caso? Esta es la primera pregunta que cualquier gerente, CEO como suele decirse hoy, debería plantearse antes de lanzarse a implementar un sistema de trabajo cuyas implicaciones mas profundas no terminan de comprenderse bien.

es scrum para mi

Ocurre que atraídos por los potenciales beneficios de esta forma de trabajo: una entrega rápida y eficaz en el nivel de desarrollo y de entrega del producto o servicio, se decide implementarlo sin considerar sus implicaciones más profundas.

Si, scrum resulta fácil de aprender por sus pocas reglas y pocos instrumentos, pero es muy difícil de implementar ya que requiere de cambios muy profundos a nivel personal y organizacional: la principal dificultad de scrum reside en el cambio que implica en  la manera de trabajar. Veamos a que me refiero.

Un cambio organizacional

Con Scrum la jerarquía de gestión de las organizaciones se “achata”, y el tradicional enfoque de gestión «mando y ordeno» se vuelve colaborativo: las personas en todos los niveles muestran respeto y confianza entre si, las decisiones se toman por consenso en vez de venir impuestas desde arriba, y se comparte todo el conocimiento sin miedos y de forma transparente. Honestidad, transparencia y coraje son valores que se fomentan a todos los niveles, dejando en un segundo plano lo individual, sobre el  que prima el avance colectivo.

En un entorno scrum se requiere y se genera confianza, y se fomenta un diálogo frecuente y abierto que se prioriza sobre una documentación extensiva; se prefieren los acuerdos negociados a los contratos formales e impersonales; y los equipos de trabajo necesitan de un contacto mucho más directo e inmediato con los clientes. Si, sencillamente me estoy refiriendo a los valores del Manifiesto Ágil, y por eso es fundamental recordar la importancia que tienen a la hora de implementar scrum o cualquier otro sistema Ágil.

Scrum es disruptivo

Ocurre que scrum va contra corriente para la mayoría de las organizaciones, y no me refiero solo al ámbito del software. En la mayoría de las organizaciones la gestión implica: un alto nivel de micro-gestión, insistir en un proceso definido y una documentación extensiva, y depender del dinero como motivador clave para los trabajadores (el palo y la zanahoria).

Ken Schwaber, uno de los padres de scrum, escribió en el 2006 un breve artículo titulado Scrum is Hard and Disruptive (Scrum es duro y disruptivo), que resume muy bien una las principales consecuencias de emplear scrum: “Una empresa puede utilizar Scrum como una herramienta para convertirse en el mejor desarrollador de productos y la mejor organización de su mercado. Scrum pondrá de relieve cada deficiencia e impedimento que la empresa tiene así la empresa puede arreglarlo para convertirse en dicha organización».

A día de hoy cada vez más profesionales y organizaciones, empiezan a comprender que el enfoque tradicional no es una buena idea. Estamos asistiendo a un cambio en la manera de gestionar, y scrum puedo ayudarnos a hacerlo mejor.  Sin embargo cambiar a Scrum genera terror; scrum no es una solución “enlatada”, sino que cada organización debe buscar su propio camino.

¿Cuál es tu experiencia al respecto? ¿Has tenido ya la oportunidad de trabajar con scrum, o con algún otro enfoque Ágil?

Saludos y hasta pronto.

JLVG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AUTOR:  Juan Luis Vila Grau

SAFe® 4 Certified Agilist, PRINCE2® Practitioner, Scrum Product Owner (PSPO I), Scrum Master (PSMI), EXIN Agile Scrum Foundation, AgilePM® Foundation, Management_of_Risk (M_o_R®) Foundation. and an enthusiastic of Agile management. Especialistas en técnicas participativas para la gestión de proyectos, y en el Enfoque del Marco Lógico (EML). Faclilitador certificado en el método LEGO® Serious Play®

Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, considera que acepta su uso. Más información aquí.  CERRAR